Cuando sea grande…

4 07 2009

Ya hace días meses tiempo, Juncos me dijo algo que me hizo pensar por el simple hecho de que yo había tenido ése mismo pensamiento desde hace rato y pensaba que era el único que lo tenía, y dio pié a una sarta de reflexiones y retrospectivas acerca de lo que he hecho en mi vida y de lo que se supone debería de haber hecho ya (de acuerdo a mi edad)… y todo comenzando con una simple frase que profirieron los oseznos labios de mi compadre:

“Aún no me cae el veinte de ya estoy grande…”

Hold your horses, mates! No entremos en polémica de que si ya somos adultos o no, ni de que la madurez no tiene nada que ver con la edad (temática con la cual estoy hundido en una cruzada en contra de mi hermana… aunque a ella és a la que no le ha caido el veinte), ni de otra sarta de cosas que son muy diferentes de acuerdo a la ideología de cada persona. No, hablo de algo mas simple: nuestra propia percepción. Y si aún siguen con cara de guat?, reflexionen lo siguiente: cuando eran unos inocentones estudiantillos de primaria y se encontraban a un verjoletón tipo de 20 y tantos años, ¿cómo lo veían? ¿que impresión les daba? ¿como imaginaban que se podría “sentir” tener esos 20 y tantos añotes?… ahora bien: ¿ésa reflexión se ajusta a su situación actual?

Por lo menos en mi caso, no es así… y de hecho aún me sorprende el hecho de que veo amigos/gente-x de esas edades (o menos) y desde un punto de vista sociológico, se orinan en mi “adultez”.

Y es que uno de los chistes recurrentes que aplico con Mister es que cada vez que el inicia sus frases optimistas con un “cuando sea grande…” le digo “creo que a tí y a mí ya se nos pasó la época de planear cosas para cuando seamos grandes“. Eso inició una de nuestras interesantes conversaciones repletas de sarcasmo y misantropía en la cual terminó por darse cuenta de que simplemente la “adultez” llegó y ni siquiera nos avisó.

Me veo como alguien repleto de virtudes y deficiencias (como cualquier otra persona), tratando de utilizar mis capacidades y cambiar mis aspectos negativos (como cualquier otra persona debería), pero aún así tiendo a estarme comparando con las personaes que me rodean y eso solo me hace darme cuenta de que mi desarrollo personal no se ajusta a lo que el status quo dicta: realmente no tengo historias interesantes de aventuras etílicas que contar, viajes organizados a la media noche con amigos, relatos de relaciones amorosas que sorprendan por su complejidad y comedia dignos de un chick flick, anécdotas llenas de peligros y sus consecuentes deus ex machina que arreglan la situación… nada de eso. Simplemente una vida demasiado sedentaria y nerd.

Pero aún como suena, no me considero alguien boring as hell. Suelo ser muy paciente (o por lo menos aparento serlo), sé escuchar a la gente, soy muy curioso (no chismoso, simplemente tengo una insaciable hambre se saber), soy creativo, soy muy ideático (sobretodo si ando en mis ocasionales rushes de adrenalina, que me convierten en un inoportable pero curioso infante de 15 años)… ya pues, soy la ONDA, dudes.

Pero ya, en serio. Tal vez no sea como me idealizaba hace años (todo mamey, rico, parrandero y con mis miles de historias interesantes que contar), pero no me considero un  fracaso total. He tenido mis triunfos y mis derrotas, mis recuerdos agradables y mis recuerdos hirientes, mis  recompensas y mis cicatrices…

A lo que me lleva toda éste razonamiento es a lo siguiente: aún sigo creciendo, tal vez no físicamente, pero si a un nivel personal, y ésto mismo le pasa a todo el mundo. Lo que hay que entender (y esto va para ciertas personitas que me han criticado por no ser “maduro”) es que la madurez emocional no necesariamente va de la mano con la madurez física. Y no me refiero precisamente al fenómeno del manboy, en el que los hombres solemos comportarnos “como niños”, entreteniéndonos en “pasatiempos para niños” en vez de atender otras cosas “más importantes”… ja!

Para ésas personas tan cerradas que piensan que en madurar implica amargarse, no reírse de nada estúpido y dejar de lado cualquier gesto espontáneo de diversión para reemplazarlo por actividades sobrias y formales, les tengo un consejo: VIVAN. Pónganse a pensar, ¿acaso toda cosa que nos ha llegado a causar gracia no proviene, directa o indirectamente, de algo estúpido? Digo, si no estamos dispuestos a ver la grandeza de una estupidez, no vamos a ver la grandeza en cualquier otra cosa. Un ataque de espontaneidad traerá un desequilibrio en el balance de cualquier situación, cosa aterradora para ésas personitas que quieren tener todo de manera estática y aburrida. Para aquellas personitas que no son capaces de ver mas allá de la estupidez para poder ver la genialidad.

No se puede vivir en un mundo en blanco y negro, en un mundo quieto y constante, no se puede simplemente porque el mundo no es así. Y cuando la gente trata de ver o comportarse como si viviera en un mundo tan sobrio, generalmente es por miedo. ¿Cuantos de nosotros no soñamos de niños en ser astronautas, músicos, pintores, bomberos, y un sinfín de sueños que simplemente abandonamos porque tuvimos ver la parte “real” de peste mundo? No quiero generalizar, porque cada individuo tiene su historia y sus razones del porqué abandona o cambia sus objetivos… pero, ¿que pasa con los que en realidad alguna vez pensaron que éso era “estúpido e inmaduro” y abandonamos esas metas?.

No digo que no yo no lo haya hecho: terminé tomando una carrera que, si bien me gusta mucho, no era mi intención inicial el tomarla. Sin embargo algo que he aprendido a hacer es a no deshechar por completo esos sueños. La gente que me conoce ha de haber puesto cara de incredulidad, pero ahí les va mi explicación: si bien tengo miles de proyectos o metas que no he cumplido y sigo prometiendo “hacer algún día”, no tan facilmente voy a decir “¿sabes qué? Aceptémoslo: no lo voy a hacer”. Y aunque muy en el fondo se que tal vez muchas de esas cosas no las vaya a hacer, no estoy dispuesto a ser yo el que diga ésas palabras delimitantes a mis aspiraciones. No me importa si la gente me dice que jamás lo voy a hacer, o que debería abandonar esas metas que nunca lograré, pero no voy a ser yo quien las diga. No, señor.

Y es por eso que, en mi actual estado de cambios y catarsis contínua, me atrevo a decir cosas que inicien con la frase “Cuando sea grande…”, ya que tanto la madurez, como la “grandeza” son subjetivas… y dentro de mi subjetividad, aún me falta mucho para ser GRANDE.


Acciones

Información

9 responses

4 07 2009
edjuncos

Somos grandes y nos dicen señores 😦

4 07 2009
mister009

Una parte del post me recordó a otro post.

http://elhuevo.blogspot.com/2006/09/de-por-que-es-mejor-ser-un-nio-con.html

@Edjuncos:
Si a mi también me dicen señor T_T

4 07 2009
Akira

Gatu! Me encantó el post del Huevo! Y quiero un tatuaje así, dude!

Me robaré la frase final que, creo, lo resume bien:

“Como dije, hace tiempo deje de defenderme cuando me acusan de inmaduro e infantil. Es preferible ser un pendejo en las cosas nimias y un hombre cuando se requiere, que andar por la vida con un disfraz de madurez que se rompe al primer ventarrón de realidad.”

4 07 2009
luis

todo depende de la actitud no tanto de la edad.
si dices que no eres ‘boring as hell’ eso significa que eres ‘boring as hell’, aunque trates de aparentar que no lo eres este post mas que convence de que lo eres.
debo subrayar que eres aburrido porque quieres porque mientras no salgas de tu mentado ‘status quo’ nada va apasar tengas 20 años o 40 o 50.
la edad es solo una cuestion fisica pero si tu te siente sviejo eso solamente dice que te sientes mal con tu viad por que hay gente de 60 años que se siente a toda madre. reflexionalo y haz el esfuerso por cambiar

4 07 2009
Akira

Ok… yo no me siento viejo, al contrario, yo estoy en contra de relacionar la edad física con la edad mental (como creí haberlo expuesto en éste kilométrico post). Por eso me dicen “inmaduro”, “estúpido” y “raro”.

Y saben que? Me gusta ser “inmaduro”, “estúpido” y “raro”, porque así no tengo ataduras, paradigmas y apegación a un status quo de cómo ser, lo que me permite cambiar aspectos de mi persona cuantas veces sea necesario y, sobre todo, cuantas veces quiera.

Realmente no entendí el punto de ést último comentario. No se si en realidad piensa que soy todo lo que, según yo, dejé claro que me caga de la gente, o simplemente me quería hacer “reflexionar” para que logre cambiar.

Si ése es el caso, creo que estuvo de más: mi reflexión es éste post, y mis cambios los he estado llevando a cabo desde hace un tiempo. 🙂

5 07 2009
JIFF

Difícil cuestión hombre, vivimos en una nación donde muchos chicos no terminan una carrera, a lso 22 ya tienen hijos, a los 27 ya traen un divorcio encima, pedas, venganzas, abortos y nosotros encerrados haciendo tarea y jugando, si, desde su punto de vista podremos parecer unos idiotas, pero, nosotros dedidimos que no queriamos tener hijos, ellos, casi siempre los tuvieron por ganosos, ellos no son más maduros, eran más pendejos, ahora, puede que la vida les haya hecho apreciar lo mejro de las dos opciones.

si, definitivamente niños no somos, pero, cuando uno deja de querer emprender es cuando oficialmente te vuelves un viejo, puedes tener 22 o 50 años, aunque si, el cuerpo ya no aguanta como antes

6 07 2009
edjuncos

Pude notar -y luego Pedro me lo confirmo- que el Pollo vio en nosotros lo que el había dejado de ser. Y el suspiro interior que soltó fue evidente para todos.

OMG!

7 07 2009
nerea

quiero que me dija lon que voy acer cuando sea grande

14 07 2009
Jalia

esto se trata de vivir, nada más, como dicen por ahí, no nos tomemos tan en serio nunca lo vamos a saber todo, ni vamos a estar conformes con lo que tenemos, lo importante es el experimentar, es disfrutar el viaje que te lleva a tu destino deseado 🙂

ssssssssss (fumandodelaverde) buen viaaaaaaaaaajeeeee hermanoooooooo !! XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: